El 24 de abril, Europa dio un paso significativo hacia la sostenibilidad empresarial con la aprobación de la Directiva sobre Diligencia Debida de las Empresas en materia de sostenibilidad (CSDDD).

Esta legislación marca un hito importante en el compromiso del continente con la protección del medio ambiente y los derechos humanos, y presenta una oportunidad clave para que las empresas del sector inmobiliario fortalezcan sus prácticas empresariales responsables.

 

¿A qué empresas afectará la CSDDD?

 

La implementación de la CSDDD tendrá un impacto diferenciado en distintos tipos de empresas, tanto dentro como fuera de la Unión Europea:

Empresas de la Unión Europea: la CSDDD aplicará de forma gradual principalmente a grandes empresas con más de 1.000 empleados y una facturación anual superior a 450 millones de euros.

  • 2027: empresas que tienen 5.000 empleados y una facturación de al menos 1.500 millones de euros.
  • 2028: empresas con 3.000 personas trabajadoras y 900 millones de euros.
  • 2029: empresas con 1.000 personas trabajadoras y 450 millones de euros

Empresas de terceros países con actividades en la UE:  la CSDDD se referirá únicamente a su facturación.

  • 2027: se aplicará a aquellas que facturen al menos 1.500 millones de euros.
  • 2028: se aplicará a aquellas que facturen al menos 900 millones de euros.
  • 2029: se aplicara a aquellas que facturen al menos 450 millones de euros.

Pequeñas y medianas empresas (PYMES): aunque las PYMES no están directamente incluidas en la propuesta de la CSDDD, se verán afectadas de manera indirecta como parte de la cadena de suministro. Las grandes empresas sujetas a la directiva requerirán que sus proveedores y socios comerciales cumplan con los mismos estándares de sostenibilidad, lo que podría generar cambios significativos en las prácticas empresariales de las PYMES.

 

Obligaciones y requisitos

 

Las empresas afectadas por la CSDDD deberán:

1. Desarrollar una política de diligencia debida que aborde los impactos en derechos humanos y medio ambiente.
2. Realizar evaluaciones periódicas de sus operaciones y cadenas de suministro para identificar y prevenir posibles impactos negativos.
3. Establecer procedimientos de reclamación para abordar posibles quejas relacionadas con sus operaciones.
4. Adaptar planes de transición climática en línea con los objetivos del Acuerdo de París.

Implicaciones de la CSDDD para el sector inmobiliario

 

El sector inmobiliario desempeña un papel crucial en la economía y el desarrollo sostenible, y la CSDDD tendrá un impacto significativo en las empresas de este sector.

Las empresas inmobiliarias, desde promotoras hasta gestoras de activos, deberán cumplir con las obligaciones establecidas por la directiva, lo que incluye la identificación y mitigación de impactos adversos en derechos humanos y medio ambiente, así como la elaboración de planes climáticos.

 

Impacto en la cadena de suministro

 

La CSDDD también afectará a la cadena de suministro del sector inmobiliario, ya que las empresas deberán asegurarse de que sus proveedores y socios comerciales cumplan con los mismos estándares de sostenibilidad. Esto requerirá una mayor transparencia y supervisión en todas las etapas de la cadena de suministro, desde la construcción hasta la gestión de residuos.

Preparación para el cumplimiento

 

Para cumplir con las obligaciones de la CSDDD, las empresas inmobiliarias pueden adoptar una serie de medidas. En primer lugar, pueden implementar políticas de sostenibilidad que aborden los desafíos ambientales y sociales. Luego, realizar evaluaciones de impacto ambiental y social les permitirá identificar áreas de mejora y mitigar posibles efectos negativos. Además, participar en programas de certificación y auditoría proporcionará validación externa de sus esfuerzos en sostenibilidad.

Estas empresas pueden aprovechar herramientas y recursos ofrecidos por consultoras en sostenibilidad inmobiliaria para guiarlas en este proceso.

 

Avanzando hacia la sostenibilidad con la CSDDD

 

La Directiva sobre Diligencia Debida de las Empresas en materia de sostenibilidad representa una oportunidad para que las empresas del sector inmobiliario demuestren su compromiso con la sostenibilidad y la responsabilidad empresarial. Con el apoyo adecuado y la implementación de las mejores prácticas, el sector inmobiliario puede liderar el camino hacia un futuro más sostenible y equitativo para todos.

Aunque la CSDDD es una legislación reciente, ya existen empresas inmobiliarias que están avanzando en materia de sostenibilidad. Desde la implementación de tecnologías verdes en edificios hasta la promoción de comunidades inclusivas y accesibles, hay muchas formas en que las empresas del sector pueden contribuir a un futuro más sostenible.

This site is registered on wpml.org as a development site.